dalí

Gala, señora del Castillo de Púbol

Era obligado que una musa tuviese un lugar especial donde residir y con ese fin Dalí adquirió el Castillo de Púbol (provincia de Gerona) en 1968.

El mismo Dalí dijo: “Me faltaba ofrecer a Gala un estuche más solemnemente digno de nuestro amor. Por ello le regalé una mansión edificada sobre los restos de un castillo del siglo XII, en La Bisbal, el antiguo castillo de Púbol donde ella reina como soberana absoluta”.

Ella aceptó el regalo pero le impuso una condición a Dalí: “tu no irás a visitarme si no es con una invitación manuscrita”. Y así fue. Todo el edificio rinde culto a Gala, casi como si se tratara de una señora feudal, y al que Dalí no puede acceder sin el permiso previo y por escrito de su esposa.

El propio artista se encargó personalmente de la decoración interior, creando representaciones pictóricas en los muros y techos y falsas arquitecturas.

Tras su muerte, en 1982, Gala es enterrada allí. Desde el año 1996 el castillo está abierto al público como Casa-Museo Castillo Gala Dalí de Púbol.

Ven a disfrutar de este apasionante cuento biográfico de «Te Cuento una Vida», contado por Verónica Pensosi.

¿Fue amor a primera vista lo que hubo entre Gala y Dalí?

En verano de 1929, e invitada por Dalí, Gala viaja a Cadaqués para pasar una temporada en compañía de su marido Paul Eluard, la hija de ambos, y varios amigos comunes entre los que se encuentran Luis Buñuel, Goemans y su compañera, y René Magritte y su esposa.

Cuando el pintor conoce a Gala, en seguida se enamora de ella. Más tarde escribirá: «Estaba destinada a ser mi Gradiva (título de una novela de W. Jensen, cuyo personaje principal es Sigmund Freud; Gradiva es la heroína y lleva a cabo la cura psicológica del protagonista), la que avanza, mi victoria, mi esposa».

Desde ese momento Gala ya no se separará del pintor y las biografías de ambos estarán ligadas para siempre, hasta el mismo día de su muerte.

Ven a disfrutar del apasionante cuento biográfico «Te Cuento una Vida: Gala y Dalí» sobre esta enigmática y a veces controvertida pareja, que marcó una época en el arte del siglo XX. Un Cuento que no te dejará indiferente, contado con la maestría y pasión de Verónica Pensosi.