Austrias

El Alcázar de Madrid: ¿cómo una pequeña fortaleza se convirtió en palacio?

Un buen número de las primeras residencias reales españolas fueron originalmente castillos, que se fueron transformando en palacios, adecuando sus muros a estancias más acordes con lo exigido por la vida de la Corte. Un ejemplo de esto sería el Alcázar de Madrid, cuyo origen fue una pequeña fortaleza árabe, que tras la conquista de Madrid por los reyes Trastámara se convirtió en un castillo cristiano, para posteriormente acabar siendo el gran palacio de los Austrias españoles.