¿Qué vemos realmente en «Las Meninas» de Velázquez?

Muchas veces tenemos la sensación de que cuanto más tiempo pasamos ante la obra maestra de Velázquez «Las Meninas», más preguntas nos asaltan sobre su verdadero significado. Pero tranquilidad, esto no sólo nos pasa a nosotros, los expertos en arte llevan más de tres siglos analizando el cuadro y aún no se han puesto de acuerdo sobre su significado.

El historiador del arte Jonathan Brown, autor del libro «Velázquez: Painter and Courtier» (1986), habla de que «pocas pinturas en la historia del arte han generado tantas y tan variadas interpretaciones como esta». Incluso llega a describir el LMFS, siglas en inglés del Síndrome de la Fatiga de Las Meninas, que se produce cuando se trata de interpretar la obra.

¿Qué vemos realmente en Las Meninas?

Gracias en parte al historiador Antonio Palomino y su libro sobre los pintores españoles (1724), conocemos bastante de los personajes y el espacio físico representado en Las Meninas. Palomino en su investigación tuvo la oportunidad de hablar con amigos de Velázquez y 4 de los 9 personajes del cuadro.

El escenario de Las Meninas es el propio estudio que Velázquez tenía en el Alcázar Real de Madrid, donde el rey y su familia vivían entonces. Colgados en la pared más alejada se encuentran copias de las obras de Rubens (otro de los pintores favoritos de Felipe IV), que fueron realizadas por el artista Juan Bautista Martínez del Mazo. Estas obras muestran escenas de la Metamorfosis de Ovidio, incluyendo uno de Minerva y Aracne, y otra de Pan y Apolo.

Las partes del cuadro

En el centro de la cámara aparece de pie la princesa (conocida también como la emperatriz) Infanta Doña Margarita María de Austria, la primera hija que Felipe IV tuvo con su segunda mujer Mariana, representada a la edad de cinco o seis años.

A su izquierda y derecha se encuentran las meninas titulares, que acompañaban y atendían a la joven en sus rutinas diarias. A la izquierda de la princesa se encuentra Doña María Agustina Sarmiento de Sotomayor, que se agacha para ofrecer a la Infanta una pequeña jarra sobre un plato de plata. A la derecha, vemos a Doña Isabel de Velasco, con sus manos extendidas sobre su voluminoso vestido.

Más a la derecha se encuentra los enanos Maribárbola y el bufón Nicolás Pertusato (Nicolasito), quienes formaban parte del servicio de la casa real. Nicolasito descansa su pie sobre un apacible perro, que algunos han identificado como un gran mastín.

Justo detrás de las meninas se encuentra una monja, Doña Marcela de Ulloa, que aparece como en mitad de una conversación con el mentor Diego Ruiz Azcona.

A la izquierda vemos al propio Velázquez, asomándose por detrás del gran lienzo. Lleva un fino traje cortesano de color negro, con capa y la cruz roja de la orden de los caballeros de Santiago pintada sobre su pecho.

Evento relacionado: «Velázquez en el Museo del Prado». Información y reservas en este enlace: https://bit.ly/2xzAYP3

1 Comentario

  1. avatar
    Angeles
    15:29 - mayo 29, 2018 / Responder

    Es mi cuadro favorito siempre que voy al museo tengo que ir a verlo

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *