Lucy es nada menos que uno de los primeros (y más famosos) antepasados del ser humano. Esta hembra de Australopithecus afarensis vivió hace unos 3,18 millones de años y sus restos fueron encontrados en la región de Afar, en Etiopía, en 1974.

Medía algo más de un metro de estatura, y su aspecto era una combinación de rasgos humanos y características similares al chimpancé.

Pero lo más llamativo de Lucy era que ya empezaba a cambiar erguida. Quizá como forma de acercarse a las ramas que eran demasiado flexibles como para subirse a ellas.

Los investigadores creen que Lucy murió a consecuencia de las fracturas provocadas por una caída de un árbol. Esto ha hecho pensar que esta criatura era tanto terrestre como arborícola.

A propósito, ¿te haces una idea por qué se llama Lucy?….

Evento relacionado: «LA PREHISTORIA EN EL MUSEO ARQUEOLÓGICO». Información y reservas aquí.

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *