La Dama de Baza, la belleza de una urna cineraria

El 20 de julio de 1971 el arqueólogo Francisco José Presedo halla la Dama de Baza, mientras realizaba la excavación de la necrópolis ibérica del cerro del Santuario de Baza (Granada)

Él mismo relata el hallazgo “…a las 10 de la mañana… cuando limpiábamos una zona nada fecunda, y con escasas esperanzas, dadas las múltiples rebuscas practicadas a lo largo de la historia del cerro… dimos con la ya famosa, en
España, Dama de Baza.”

La talla conservaba su policromía original y apareció adosada en el centro de la pared norte de la tumba 155 de la necrópolis. Se trataba de una tumba casi cuadrada excavada en el suelo, con un murete de adobe en todo su perímetro y cubierta por una techumbre de madera.

se interpreta como la representación de una mujer de la aristocracia de la ciudad de Basti, (Baza, Granada) heroizada mediante un destacado ritual funerario.

Su singularidad radica en su función como urna cineraria y en los elementos de carácter simbólico que la acompañan: el sillón alado, símbolo de la divinidad, y el pichón que lleva en la mano, interpretado como nexo entre la mujer mortal y la diosa que actúa de protectora tanto del ave como de los huesos de la difunta.

Evento relacionado: “ORÍGENES DE LA CERÁMICA EN EL MUSEO ARQUEOLÓGICO”. Información y reservas: https://bit.ly/2N5Bhae

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *