Joyas de la Prehistoria: la Diadema de Caravaca

¿Sabías que nuestros antepasados de la Prehistoria también creaban joyas maravillosas? Como la extraordinaria “Diadema de Caracava”, encontrada casualmente hacia 1925 en un yacimiento de la cultura argárica situado en Caravaca de la Cruz (Murcia).

La diadema es una fina lámina batida de oro con un grosor medio de 0’023 cm, y sus bordes tienen un perfil biselado, resultado del corte realizado con una herramienta usada a modo de guillotina, mientras que los bordes del apéndice circular son irregulares. El disco se decora mediante puntillado obtenido con golpes de punzón dados por
el reverso. El disco se decora mediante puntillado obtenido con golpes de punzón dados por el reverso.

La diadema fue encontrada casualmente, hacia 1925, en el lugar denominado La Placica o Plaza de Armas, importante yacimiento argárico situado en Caravaca de la Cruz (Murcia), no lejos de Cehegín, nombre que se adoptaría para denominar a la diadema hasta fechas muy recientes. Por comparación con otras diademas argáricas, que también formaron parte de ajuares funerarios, ésta debe proceder de algún importante enterramiento. La diadema ingresó en el Museo Arqueológico Nacional en 1925.

Evento relacionado: “LA PREHISTORIA EN EL MUSEO ARQUEOLÓGICO”. Información y reservas aquí.

Fuente: Museo Arqueológico Nacional

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *