Verónica Pensosi

Una infancia muy dura hasta convertirse en Marilyn Monroe

Marilyn se llamaba en realidad Norma Jean Baker. Hija de Gladys Baker, nunca conoció la identidad de su verdadero padre.

Su primera infancia fue muy dura. Su madre la dejó en manos de un matrimonio amigo hasta que cumplió siete años; entonces se la llevó a vivir consigo. Pero un año más tarde Gladys fue internada en un sanatorio psiquiátrico en el que se le diagnosticó una esquizofrenia paranoide, enfermedad que luego Marilyn creería haber heredado.

La falta de hogar en su infancia fue un tema pendiente en la vida de Marilyn que llegó a confesar a su amigo Truman Capote: “Jamás he tenido un verdadero hogar (….). Me gustaría tener una casa en la Tercera Avenida y comprar una serie de cosas locas. Compraría una serie de relojes de pared y los tendría todos marcando la misma hora. Eso resultaría muy hogareño. ¿No crees?”

Ven a conocer de la mano de Verónica Pensosi un apasionante cuento biográfico de tres mujeres (Marilyn, Blixen y McCullers) que marcaron el arte del siglo XX y cuyas vida coincidieron de forma extraña un día de 1959.

Gala, señora del Castillo de Púbol

Era obligado que una musa tuviese un lugar especial donde residir y con ese fin Dalí adquirió el Castillo de Púbol (provincia de Gerona) en 1968.

El mismo Dalí dijo: “Me faltaba ofrecer a Gala un estuche más solemnemente digno de nuestro amor. Por ello le regalé una mansión edificada sobre los restos de un castillo del siglo XII, en La Bisbal, el antiguo castillo de Púbol donde ella reina como soberana absoluta”.

Ella aceptó el regalo pero le impuso una condición a Dalí: “tu no irás a visitarme si no es con una invitación manuscrita”. Y así fue. Todo el edificio rinde culto a Gala, casi como si se tratara de una señora feudal, y al que Dalí no puede acceder sin el permiso previo y por escrito de su esposa.

El propio artista se encargó personalmente de la decoración interior, creando representaciones pictóricas en los muros y techos y falsas arquitecturas.

Tras su muerte, en 1982, Gala es enterrada allí. Desde el año 1996 el castillo está abierto al público como Casa-Museo Castillo Gala Dalí de Púbol.

Ven a disfrutar de este apasionante cuento biográfico de «Te Cuento una Vida», contado por Verónica Pensosi.

«Lo que el viento se llevó», el gran desafío de Vivien Leigh

El rodaje de «Lo que el Viento se llevó» fue un verdadero desafío para la joven actriz Vivien Leigh, quien había deseado con todo su ser encarnar el papel de Escarlata.

Para empezar, Vivien Leigh tuvo que presentarse a un casting con más de 1.400 mujeres que optaban a lo que ella tanto deseaba.

El personaje de Escarlata estaba lleno de matices y era difícil de interpretar, con esa ambigüedad entre egoísta y pura superviviente. Esto trajo más de un dolor de cabeza a la actriz.

Y por si todo esto fuera poco, la película contó con al menos dos directores (aunque hay quien dice que hubo alguno más) y el propio actor protagonista, Clark Gable, y Vivien Leigh parece que no se soportaban.

Vivien Leigh ejemplifica el poder de la voluntad cuando se trata de alcanzar un propósito en la vida, y de esto te va a hablar precisamente Verónica Pensosi en su próxima contada de «Te Cuento una Vida», Escarlata la voluntad que no se lleva el viento».

¿Quién fue Camille Claudel y por qué se la conoce como la escultora maldita?

Cuando el gran escultor Auguste Rodin se enamoró de Camille, ella tenía apenas 18 años. El escritor Paul Claudel, su hermano, describirá con cariño los ojos de Camille, casi violetas, que le dan un “aire impresionante de valor, franqueza, superioridad y alegría su nariz romana poderosa, su boca sensual y fiera y su abundante cabellera negra».

No te pierdas una nueva edición de «Te Cuento una Vida», en esta ocasión dedicada a la artista Camille Claudel. Un cuento apasionante de Verónica Pensosi que narra la vida y obra de una de las primeras escultoras, en un tiempo (siglo XIX) en el que serlo era casi pecado.

¿Fue amor a primera vista lo que hubo entre Gala y Dalí?

En verano de 1929, e invitada por Dalí, Gala viaja a Cadaqués para pasar una temporada en compañía de su marido Paul Eluard, la hija de ambos, y varios amigos comunes entre los que se encuentran Luis Buñuel, Goemans y su compañera, y René Magritte y su esposa.

Cuando el pintor conoce a Gala, en seguida se enamora de ella. Más tarde escribirá: «Estaba destinada a ser mi Gradiva (título de una novela de W. Jensen, cuyo personaje principal es Sigmund Freud; Gradiva es la heroína y lleva a cabo la cura psicológica del protagonista), la que avanza, mi victoria, mi esposa».

Desde ese momento Gala ya no se separará del pintor y las biografías de ambos estarán ligadas para siempre, hasta el mismo día de su muerte.

Ven a disfrutar del apasionante cuento biográfico «Te Cuento una Vida: Gala y Dalí» sobre esta enigmática y a veces controvertida pareja, que marcó una época en el arte del siglo XX. Un Cuento que no te dejará indiferente, contado con la maestría y pasión de Verónica Pensosi.

Opinión nº2- Te Cuento una Vida: Marilyn, Blixen y McCullers

Aquí os dejo el testimonio de María, una participante en la sesión de «Te Cuento una Vida: Marilyn, Blixen y McCullers» el pasado mes de febrero, quien nos cuenta sus emociones al finalizar el evento.

Si aún no has tenido oportunidad de asistir al cuento biográfico contado por Verónica Pensosi, no te pierdas la próxima sesión.

Haz clic aquí para saber cuándo es la próxima sesión.