María del Mar Cristóbal

Clara Campoamor vs Victoria Kent: enfrentamiento en la lucha por el voto femenino

El día 1 de octubre de 1931 tuvo lugar en las Cortes un enfrentamiento dialéctico entre Clara Campoamor y Victoria Kent que marcó un hito en los derechos de la mujer en España.

¿Fue Carlos III realmente un rey brillante?

¿Cómo era realmente la personalidad de Carlos III? ¿Qué cualidades le distinguían del resto y le permitieron conseguir todo lo que alcanzó? ¿Fue realmente una persona brillante y genial a tenor de su obra?

La Puerta de Alcalá y el mensaje del rey Carlos III a los madrileños

La Puerta de Alcalá era una de las cinco entradas que tenía Madrid hasta el año 1869. Hasta entonces esta puerta era el límite de la ciudad por el este, desde la que uno se dirigía hacia Alcalá de Henares. El rey Carlos III se empeñó en rediseñar el monumento y dotarlo de elementos decorativos, algunos de los cuales tenían significados ocultos.

Victoria Kent, justicia y compromiso

Victoria Kent fue una de las mujeres pioneras más destacadas del siglo XX. Una de las primeras mujeres en ser abogada colegiada, primera mujer en participar como tal en un consejo de guerra y primera mujer en ocupar un cargo político al asumir la Dirección General de Prisiones.

¿Por qué a Carlos III se le considera el mejor Alcalde de Madrid?

El monarca adoquinó las calles y creó una red de alumbrado, alcantarillado y recogida de basuras. La Cibeles, Neptuno, la Puerta de Alcalá, el Botánico se levantaron gracias a él.

Cuando Carlos III llegó a Madrid, a mediados del siglo XVIII, se topó con una ciudad de aspecto miserable. La limpieza pública era tan escasa que el propio Fernán Núñez, el biógrafo del Rey, no dudó en calificar a la capital de «pocilga». Barro, basura y excrementos componían una lamentable y maloliente imagen de la cabeza del Estado.

Ante esta situación, la necesidad de emprender una reforma profunda era evidente e imperiosa. Por eso, Carlos III se propuso encabezar una transformación de la villa y Corte. Para llevarla a cabo contó con el asesoramiento de su «mano derecha», Leopoldo de Gregorio, marqués de Esquilache, que junto al marqués de la Ensenada, inició cambios encaminados a la modernización del país.

Así, en Madrid se inició un ambicioso plan de ensanche en el que se proyectaron grandes avenidas, plazas con monumentos como Cibeles y Neptuno; se construyó el Jardín Botánico, el Hospital San Carlos (sobre el que hoy se levanta el Museo Reina Sofía) y el edificio del Museo del Prado (que iba a ser destinado al museo de Historia Militar) y el palacio del Buen Retiro. También se intervino para establecer un servicio de alumbrado público y de recogida de basuras, se adoquinaron las calzadas y se excavó una red de alcantarillado para recoger el agua de la lluvia.

La principal labor constructora de Carlos III en Madrid perseguía un afán propagandístico. Todos los edificios se levantaron en puntos clave de la capital. Además, se engalanaron las principales puertas de entrada a la ciudad. La más célebre es la Puerta de Alcalá, aunque también le acompañan otras como la Puerta de Toledo o la desaparecida de San Vicente. El Rey consideró que esta era la mejor carta de presentación para los visitantes de la ciudad. Texto: m. r. domingo. ABC Madrid.

Ven a conocer las principales obras de Carlos III en Madrid en el evento «RUTA HISTÓRICA DEL MADRID DE CARLOS III» con la experta Mar Cristóbal.

Rubens y Velázquez, dos grandes genios y… amigos

Además de maestro de la pintura, coleccionista y erudito, Rubens desarrolló una importante carrera diplomática que le permitió recorrer toda Europa y conocer a las personalidades más destacadas de su tiempo.

¿Cómo empezó todo el 2 de mayo de 1808?

Es lunes 2 de mayo de 1808, y los madrileños han emepzado a agolparse en la puertas del Palacio Real a primera hora de la mañana.

Crecen las sospechas de que los franceses quieren raptar al hijo menor del Rey Carlos IV y María Luisa de Parma, el infante Francisco de Paula.

El pueblo está harto de la opresión francesa y ya no aguanta más. Entre la multitud se encuentra José Blas de Molina, cerrajero de profesión, quien al grito de «¡Traición! ¡Que nos lo llevan! ¡Nos han quitado a nuestro rey y quieren llevarse a todas las personas reales! ¡Muerte a los franceses!» termina por desencadenar el levantamiento del pueblo, que rápidamente se extiende por todo Madrid como la pólvora.

Ven a conocer la historia y los lugares en los que se desarrollaron los acontecimientos de este día crucial que marcó un antes y un después en la historia de Madrid y España, en compañía de la experta Mar Cristóbal.

Carmen de Burgos, pionera del periodismo y defensora de los derechos de la mujer

Carmen de Burgos fue una mujer adelantada a su tiempo. Escribió en abundancia sobre los temas más diversos, desde la estética femenina hasta los de carácter republicano.
 
A pesar de su fecundidad literaria tuvo tiempo para mantener abierta su casa a todos los autores del momento, muchos de los cuales no dejaban de sorprenderse ante la figura de una escritora-ama de casa.
 
Pero Carmen de Burgos tuvo que esconder su perfil reformista detrás de multitud de seudónimos como Perico el de los palotes, Gabriel Luna o Marianela. Sin duda, el más famoso de todos fue Colombine.
 
Pero Columbine no se debió solo a las rotativas, sino que fue una figura imitada y admirada en los círculos literarios gracias a sus once novelas largas, el centenar de novelas cortas, sus cuentos y ensayos.
 
En la década de los veinte, preside la asociación Cruzada de Mujeres Españolas, así como lidera la primera manifestación reivindicativa de las sufragistas en España y empieza a defender sus ideas en mítines y tribunas públicas.
 
Muere un año después de la proclamación de la Segunda República y consigue ver como algunas de sus reivindicaciones se llevan a cabo como el derecho al voto de las mujeres o la ley del divorcio, aunque no llega a ejercerlos.
 
Ven a conocer, a través de un recorrido a pie por el centro de Madrid junto a la experta Mar Cristóbal, a las mujeres pioneras que lideraron en España la lucha por los derechos feministas

La Condesa de Goya, una gran mujer de la Ilustración

En la España ilustrada de finales del XVIII y principios del XIX vivió una mujer que no sólo acumuló una larga lista de títulos nobiliarios sino que fue también una importante mecenas de las artes.

La iglesia de la Paloma y su virgen más castiza

La iglesia de la Paloma, nombre popular con el que se conoce a la iglesia de la parroquia de San Pedro el Real, es una de las más populares y que cuenta con mayor devoción de todo Madrid.

Inaugurada en 1912 con presencia de los reyes Alfonso XIII y Victoria Eugenia, llama la atención además de por contar con un estilo arquitectónico neomudéjar, por tener un baptisterio de inmersión, según la tradición de los antiguos cristianos.

Pero por lo que más destaca la iglesia es porque en su interior no se adora una talla, sino un cuadro. En concreto, el de la Virgen de la Paloma, que es en realidad la Virgen de la Soledad. El por qué se trata de un cuadro tiene que ver con la forma en que fue hallado por la vecina del barrio, Isabel Tintero.

La obra es del siglo XVII o XVIII y su devoción empezó a adquirir fama por los milagros e intercesiones que se le atribuían, especialmente como protectora de niños y embarazadas.

Todos los 15 de agosto se procesiona la imagen durante las Fiestas de la Virgen de la Paloma, ¡en un coche de bomberos!

Ven a conocer la historia de estos lugares y tradiciones tan castizos de Madrid en la «RUTA HISTÓRICA POR EL MADRID CASTIZO», un recorrido imprescindible para conocer el Madrid más antiguo con la experta Mar Cristóbal.

María Isabel de Braganza, fundadora del Museo del Prado

María Isabel de Braganza nació en Lisboa el 19 de mayo de 1797, hija de Juan VI de Portugal y de Carlota Joaquina de Borbón. Fue reina de España al casarse en 1816 con su tío, Fernando VII, siendo su segunda esposa.

Emilia Pardo Bazán, la aristócrata que defendió los derechos de la mujer

Emilia Pardo Bazán fue una mujer brillante, preparada y pionera en su tiempo. Las posibilidades económicas de su familia le permitieron recibir una educación que supo aprovechar y cultivar hasta convertirse en novelista, poetisa, periodista, traductora, crítica literaria, editora, catedrática universitaria, conferenciante… y ser la introductora del naturalismo francés en España.

Pero casi nada de eso le sirvió en vida ni le reportó el reconocimiento que merecía, sino más bien lo contrario: críticas, insultos machistas y discriminación hasta por sus propios compañeros escritores, que le negaron hasta tres veces el ingreso en la Real Academia Española (RAE) a pesar de sus méritos.

Pero tal vez por su inteligencia, Emilia vivió siempre según sus convicciones, y por eso antepuso la literatura en su vida, defendió la instrucción y los derechos de las mujeres en sus publicaciones pero también en la vida pública y ejerciéndolos hasta convertirse en la primera catedrática de Literatura en la Universidad Central de Madrid, en la primera presidenta de la sección de Literatura Ateneo y ser la primera corresponsal de prensa en el extranjero, en Roma y en París. Texto: Alberto López, El Mundo, 16/09/17.

Ven a conocer la vida de Emilia Pardo Bazán y otras mujeres pioneras en la España reciente en el recorrido guiado por Madrid «MUJERES PIONERAS DE LA ESPAÑA RECIENTE» con la experta Mar Cristóbal.