Cristina García-Rosales

Charlotte Perriand: un arte de vivir

Cuando en 1927 la joven Charlotte Perriand de 24 años, entró en el estudio del Arquitecto Le Corbusier en busca de trabajo, éste le contestó textualmente: “Desgraciadamente, Madame, en este taller no bordamos cojines”.

Faro de Moncloa, un edificio moderno e innovador

El Faro de Moncloa fue diseñado por el arquitecto Salvador Pérez Arroyo, y se inauguró en 1992 como torre de iluminación y comunicaciones.

Con una innovadora forma de platillo volante y 110 metros de altura, el faro-mirador se convirtió en símbolo de la capitalidad europea otorgada a Madrid ese mismo año. Pero tras el incendio del edificio Windsor en 2005, el Ayuntamiento lo puso en el punto de mira y lo cerró porque incumplía las normas de seguridad y accesibilidad previstas.

María Juana Ontañón, arquitecta pionera en España

María Juana Ontañón fue la cuarta mujer en obtener el título de arquitectura en España y quizás la primera en ejercerla de manera efectiva.
 
Casada con el también arquitecto Manuel López-Mateos, Formaron juntos una pareja pionera para su época en nuestro país, manteniendo ella en todo momento, dentro del estudio, su independencia y su enorme personalidad creativa, radical, tenaz y positiva.
 
Alumna de Luis Moya, colaboró con él en el proyecto de la Universidad Laboral de Gijón. También colaboró en el diseño del Plan General de San Sebastián y en el Plan Vidagor de Madrid así como en multitud de edificios de viviendas y turísticos en la costa del Levante español.
 
Junto con la arquitectura y su familia, su otra gran pasión fue el deporte, practicando, entre otros, el esquí y el rugby, del que fue impulsora y donde hizo amistades que la acompañaron toda su vida.
 
Ven a conocer a las mujeres que fueron pioneras de la arquitectura en España y en el mundo, en una interesante charla impartida por la experta Cristina García-Rosales.

Ciudad Universitaria, ejemplo de arquitectura moderna

En la Ciudad Universitaria de Madrid se ubican actualmente la mayor parte de las facultades y escuelas superiores de la Universidad Complutense y de la Universidad Politécnica, así como más de una treintena de Colegios Mayores e instalaciones de la Universidad Nacional de Educación a Distancia.

El proyecto de construir la Ciudad Universitaria fue encomendado en 1927 al entonces director de la Escuela de Arquitectura, Modesto López Otero, que además fue su director de las obras.

Para su ejecución se eligieron los terrenos de La Moncloa, dada la calidad de su suelo y su pertenencia a la Corona, que los cedió para hacer posible el proyecto aprobado.

Siguiendo el modelo de los campus universitarios norteamericanos, se concibió la Ciudad Universitaria como un todo unitario, estructurado en torno a los edificios de las distintas disciplinas que la definían y los espAcios que la gestionaban. Todo ello buscando una agrupación urbana que fuera autónoma, pero a la vez bien conectada con la ciudad de Madrid.

Ven a descubrir el movimiento moderno en la arquitectura de la mano de la arquitecta Cristina García-Rosales en “RUTA ARQUITECTÓNICA DE CIUDAD UNIVERSITARIA”.

Matilde Ucelay, la primera española arquitecta

Matilde Ucelay terminó la carrera en 1936. Y lo hizo de una manera natural, por vocación. Algunas de sus amigas se decidieron por las carreras de Filosofía y Letras o Farmacia, pero ella tenía claro que lo suyo era la arquitectura.

A lo largo de sus más de 40 años de ejercicio profesional, desarrolló más de 120 proyectos en solitario, con la sola ayuda ocasional de un aparejador, algunos en el extranjero.

La mayor parte de sus obras son casas unifamiliares, como la que construyó para José Ortega Spottorno, pero también proyectó fábricas, laboratorios, almacenes y tiendas. En sus obras destaca la sensibilidad por el uso y el cuidado en los detalles constructivos.

Por las mañanas, Ucelay visitaba las obras; por las tardes trabajaba en el tablero. Una trayectoria excepcional reconocida por el Premio Nacional de Arquitectura 2004.

Ven a conocer la vida y obra de las mujeres arquitectas que sentaron las bases para las futuras generaciones en el seminario “ARQUITECTAS PIONERAS DEL SIGLO XX”, impartido por la arquitecta Cristina García-Rosales.

El edificio Torres Blancas, ¿un experimento?

El edificio Torres Blancas, construido entre 1964 y 1968, se encuentra situado en la confluencia de la calle Corazón de María número 2 con la Avenida de América en Madrid. Es la primera obra del arquitecto Francisco Javier Sáenz de Oiza, y sin duda la más lograda y aclamada, no en vano recibió en 1974 el premio de la Excelencia Europa.

Torres Blancas se dice que fue un experimento alentado por Juan Huarte, propietario de la constructora del mismo nombre, quien durante las décadas de los 60 y 70 fue un destacado valedor de la vanguardia española, construyendo algunos de los mejores edificios de España en los años 1960 y 1970. ​

La idea de Oiza era construir un edificio de viviendas singular, de gran altura, que creciera orgánicamente, como un árbol, recorrido verticalmente por escaleras como si fueran los vasos leñosos del árbol, y con las terrazas curvas agrupadas como si fuesen las hojas de las ramas.

A pesar de su nombre, el edificio tiene una sola torre de 81 metros de altura, y una estructura a base de cilindros rodeados en todo su perímetro por balcones con celosías de madera. En su interior hay 23 plantas, destinadas a viviendas y oficinas, más una planta adicional en lo alto del edificio, dos plantas de sótano y la planta de acceso. En la azotea se encuentra una serpenteante piscina.

 Oiza vivió en el edificio, hasta su fallecimiento en Madrid en el año 2000.

Ven a conocer Torres Blancas de la mano de la arquitecta Cristina García-Rosales, en su “Ruta de la Arquitectura Vanguardista de Madrid”.