Archives junio 14, 2018

Barcelona, capital de Gotia

El termino Gotia (en latín, Gothia) es el nombre que los francos dieron al territorio del noreste de la Península Ibérica y que continuaba al norte de los Pirineos por el suroeste de la actual Francia.

El nombre de Gotia se usó porque esta zona había sido parte del reino visigodo desde el siglo V y muchos nobles visigodos se habían refugiado en la zona tras la conquista musulmana de la Península Ibérica.

La Gotia estuvo ocasionalmente regida por duques. El duque (dux) era uno de los condes del territorio que había conseguido regir varios de los condados vecinos; si estos condados eran, además, fronterizos, podía ostentar también el título de marqués (marchio).

La administración carolingia convirtió Barcelona en capital condal de un territorio que abarcaba las comarcas actuales del Barcelonès y el Vallès, y la mitad meridional de los actuales Baix Llobregat y Maresme. De esta manera, Barcelona se convertía en la capital política de unos territorios que serían la matriz de lo que, tres siglos más tarde, sería denominado Cataluña y Languedoc. El último gobernante que ostentó el título de Duque de Gotia fue el conde de Barcelona Borrell II.

Ven a descubrir ésta y otras muchas historias del pasado más antiguo de Barcelona en el evento «BARCELONA ENTRE EL MITO Y LA REALIDAD» de la mano del experto Sergio Rodríguez.

El arte bélico maya, propaganda de los soberanos

Las primera representaciones de escenas bélicas proceden de finales de la época preclásica y coincidieron con la aparición de los primeros centros políticos poderosos, como El Mirador o Nakbé (en la actual Guatemala).

A diferencia del arte de otras épocas, en que se representaba a divinidades de forma impersonal junto a temas cosmológicos, en la época clásica se muestran individuos junto a un soberano en el papel idealizado de «rey de la guerra», generalmente por encima de sus enemigos cautivos y vestidos con grandes tocados.

A partir del siglo VI, la temática bélica se hizo muy habitual en las inscripciones jeroglíficas mayas y se piensa que era utilizada a modo de propaganda. De esta forma los soberanos dejaban constancia de cuándo había tenido lugar un enfrentamiento bélico y quién era el enemigo.

En la gran mayoría de casos, las escenas bélicas tenían como objetivo reflejar campañas militares exitosas y sólo ocasionalmente muestran derrotas humillantes.

Ven a conocer más detalles de la apasionante civilización de los antiguos mayas en «LOS MAYAS EN EL MUSEO DE AMÉRICA» con Javier Expósito.