¿Templarios en Barcelona?

Pues sí, los hubo y fueron poderosos.

Los templarios formaban parte de una orden militar fundada en el siglo XII por nueve caballeros franceses que participaron en las cruzadas, y que era conocida como la Orden del Temple, o la Orden de los Pobres Compañeros de Cristo y del Templo de Salomón.

Su poder fue creciendo a medida que las cruzadas se desarrollaban, pero tras la pérdida de Tierra Santa, empezó la persecución de sus miembros por los reyes y el Papa hasta llegar a su disolución en el siglo XIV.

La presencia de los templarios en Barcelona comienza en el año 1134, pocos años después de su fundación, cuando un barcelonés les cede una extensa finca junto a una de las torres de la muralla romana, la llamada torre Gallifa.

Allí, los templarios construyen el Palacio del Temple, fornado por diversas residencias, la Capilla del Convento de los Caballeros Templarios y uno de los cuarteles generales que la orden tenía en el Mediterráneo. Cuando la Orden del Temple fue disuelta, el Palacio del Temple se convirtió en el conocido como Palacio Real Menor.

Hoy en día queda un último vestigio de la presencia templaria en Barcelona, la que fue capilla de la encomienda en la calle Ataülf, en la actual parroquia de Santa Maria de Palau, gestionada por los jesuitas.

Ven a conocer la historia de los templarios en Barcelona y el pasado más remoto de la ciudad condal de la mano de Sergio Rodríguez en la visita guiada “BARCELONA ENTRE EL MITO Y LA REALIDAD”. Una visita imprescindible que no te debes perder.

Escribe un comentario

  • (no será publicado)

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>