¿Sabes qué es una hidria y para qué se utilizaba?

La hidria es una jarra de cerámica con tres asas que servía en la Antigua Grecia para facilitar la recogida de agua en la fuente, su transporte y posteriormente su vertido.
 
La hidria tiene un gran cuerpo con forma ovoide para contener el líquido y un cuello alto con gran boca circular que se utiliza para recoger el agua y verterla.
 
Pero lo más característico de la hidria son sus tres asas: un asa vertical, que une la boca al cuerpo y es ideal para sujetar la jarra inclinada, y dos asas horizontales, para transportar la jarra con las dos manos en trayectos cortos.
 
A la función de la hidria se une la belleza de su decoración, tanto por el dominio de las figuras negras como como por las composiciones artísticas que se representan.
 
Ven a conocer la espectacular colección de hidrias y cerámica griega del Museo Arqueológico Nacional de la mano de la experta Isabel Ramos, en “EL ORIGEN DE LA CERÁMICA EN EL MUSEO ARQUEOLÓGICO”.

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *