Marte, el dios abatido de Velázquez

Marte o el dios Marte (1639) está consideraba una de las obras donde Velázquez expresó mejor la mirada crítica y personal que solía aplicar a los temas mitológicos.

El cuadro representa a un hombre desnudo, salvo por un paño azul que rodea sus caderas, un manto rojo sobre el que está sentado y el casco o yelmo. La cabeza, ornada con el mostacho carecterístico de los soldados de los Tercios, acentúa grotescamente su melancolía, mientras se apoya en la mano izquierda.

En esta obra el artista no sólo demostró su capacidad para construir imágenes llenas de connotaciones, sino también su maestría técnica.

La expresión perpleja y la pose indolente del antiguo dios de la guerra han dado pie a múltiples interpretaciones sobre su aspecto abatido, aunque una vez ante el cuadro la idea que impera es la de estar ante una magistral reducción del dio a la forma humana.

Ven a conocer más sobre la obra del maestro en “VELÁZQUEZ EN EL MUSEO DEL PRADO”, con la experta Marta Nuño.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *