Madrid en el Siglo de Oro, ¿una capital sin universidad ni obispado?

Pues sí, se trata de un fenómeno curioso si lo comparamos con otras capitales europeas de la época. Tengamos en cuenta que Felipe II y sus sucesores no establecieron en Madrid ni Universidad ni Obispado hasta el siglo XIX.

Los estudiantes quedaban en Alcalá y la jerarquía eclesiástica en Toledo. ¿Se trató de un olvido, o era una manera que tenían los monarcas de evitar sombras al poder?

Felipe II, al instalar su Corte en Madrid, dedica sus mejores esfuerzos a la arquitectura. Madrid, pasa de Villa a Corte, y empieza a recoger cuanto bueno se escribe y habla por unos autores que irán llegando hasta convertirla en el siglo XVII en la capital cultural del Barroco.

Madrid no contaría en el Siglo de Oro ni con universidad ni con obispado, pero su rica producción literaria fue un hecho cultural de gran transcendencia que va a repercutir en adelante en el desarrollo artístico general y en sus diferentes modos de expresión.

Ven a descubrir el Madrid del Siglo de Oro, una de las épocas de mayor esplendor artístico y cultural que se ha vivido en la historia de la ciudad, en compañía de la experta Marta Nuño.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *