Los mentideros de la Villa y Corte de Madrid

Los mentideros fueron durante todo el Siglo de Oro (s. XVII), uno de los lugares de encuentro preferidos por los madrileños y, por lo que en ellos se decía, de los que tuvieron mayor influencia en la vida cotidiana de las gentes de la Villa de Madrid.

Se trataba de lugares donde se reunía la gente para conversar, recabar información y compartir chismorreos, practicando una especie de primitivo “periodismo oral”.

Abundaban los intelectuales, pero sobre todo acudía gente del pueblo, de las clases bajas, que querían participar en la vida social de la ciudad.

En Madrid eran tres los más frecuentados: las Gradas de San Felipe, el Mentidero de Representantes y las Losas de Palacio. Los curiosos solían hacer un recorrido, por lo que no era extraño encontrarse, a diferentes horas, a las mismas personas en Losas de Palacio, más tarde en Gradas de San Felipe y con posterioridad en Representantes.

El de San Felipe era sin duda el más importante de todos los mentideros. Estaba situado en el Convento de San Felipe el Real, al principio de la Calle Mayor y, además de ser centro de información, eran también el principal lugar de encuentro de los soldados de los Tercios de Flandes, ya que aquí eran reclutados para posteriormente partir hacia los Países Bajos.

Conoce ésta y otras muchas historias apasionantes de la capital en “UN PASEO POR LA HISTORIA DE MADRID”, de la mano de la experta Marta Nuño y en el Museo de Historia de Madrid.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *