La iglesia de la Paloma y su virgen más castiza

La iglesia de la Paloma, nombre popular con el que se conoce a la iglesia de la parroquia de San Pedro el Real, es una de las más populares y que cuenta con mayor devoción de todo Madrid.

Inaugurada en 1912 con presencia de los reyes Alfonso XIII y Victoria Eugenia, llama la atención además de por contar con un estilo arquitectónico neomudéjar, por tener un baptisterio de inmersión, según la tradición de los antiguos cristianos.

Pero por lo que más destaca la iglesia es porque en su interior no se adora una talla, sino un cuadro. En concreto, el de la Virgen de la Paloma, que es en realidad la Virgen de la Soledad. El por qué se trata de un cuadro tiene que ver con la forma en que fue hallado por la vecina del barrio, Isabel Tintero.

La obra es del siglo XVII o XVIII y su devoción empezó a adquirir fama por los milagros e intercesiones que se le atribuían, especialmente como protectora de niños y embarazadas.

Todos los 15 de agosto se procesiona la imagen durante las Fiestas de la Virgen de la Paloma, ¡en un coche de bomberos!

Ven a conocer la historia de estos lugares y tradiciones tan castizos de Madrid en la “RUTA HISTÓRICA POR EL MADRID CASTIZO”, un recorrido imprescindible para conocer el Madrid más antiguo con la experta Mar Cristóbal.

Escribe un comentario

  • (no será publicado)

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>