La Dama de Elche, el descubrimiento de la “reina mora”

La Dama de Elche fue descubierta en La Alcudia, término municipal de Elche, el 4 de agosto de 1897. Tan sólo cuatro días después del hallazgo ya se ocupaba la prensa en difundir la
noticia del famoso busto, la escultura llamada por el
pueblo la “Reina Mora” y bautizada a su llegada a París con el nombre de Dama de Elche.

Este es el testimonio que dejó años después su descubridor, Manuel Campello Esclapez cuando tenía 14 años:

“Yo era entonces un muchacho de catorce años,, por lo que no tenía edad para ir a jornal, pero ayudaba a mi padre y hermanos en las labores agrícolas. En el verano del año 1897, se estaba nivelando la ladera de levante de La Alcudia, para hacer bancales y en ellos plantar granados y alfalfa. En la fecha de referencia, o sea el 4 de agosto, fui por la mañana a donde estaban los hombres trabajando, y serían las diez, cuando los hombres, para descansar y fumar un cigarro, se fueron a la sombra de una higuera allí próxima; yo, mozalbete, mientras fumaban, cogí un pico y me puse a derribar el ribazo, y calcule usted mi asombro cuando tropecé con una piedra que, al apartar la tierra para sacarla, mostró el rastro de una figura. Llamé a los hombres, acudieron, y Antonio Maciá, de quien era la herramienta que utilicé, acabó de descubrir la “Reina Mora”. El busto estaba en posición normal, un poco inclinado a su derecha, mirando al sudeste en dirección a Santapola; hallábase sobre dos losas de piedra de cantería, por delante cubierto de tierra, que se desprendió fácilmente del rostro y pecho, y la espalda y los lados resguardados por losas iguales, a las que le servían de base, en número de seis, dos detrás y dos a cada lado. Nada más había alrededor sino piedras irregulares y un trozo de pared. El hallazgo se comunicó inmediatamente al capataz, Antonio Galiana Sánchez, quien ordenó se dejase allí hasta que el Dr. Campello, al terminar su visita profesional, dispusiese de la figura. El Dr. Campello llegó al atardecer y, a su presencia, fue cargado el busto en el carrito de Galiano, y llevado al domicilio del doctor en Elche. Inmediatamente se hizo público el hallazgo, y aquella misma noche, oportuna y prontamente avisado el Archivero Municipal, D. Pedro Ibarra Ruiz (fig. 13), por su tío, el Dr. Campello, tuvo aquél la satisfacción de admirar la maravillosa obra escultórica.” Texto: Alejandro Ramos Folqués.

En la visita “ORÍGENES DE LA CERÁMICA EN EL MUSEO ARQUEOLÓGICO”, la experta Isabel Ramos te explica el significado histórico y el gran valor patrimonial que tiene la Dama de Elche.

Escribe un comentario

  • (no será publicado)

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>