¿Cómo se forma un sitio arqueológico sumergido?

Si observamos la secuencia de imágenes (de arriba a la izquierda hacia abajo a la derecha), podremos entender mejor como se produce una versión simplificada del proceso de formación de un sitio arqueológico sumergido.

En este caso, un barco hundido se encuentra atravesado al sentido de la corriente marina, lo que resulta en una degradación mecánica y biológica, que lleva a la descomposición de la superestructura y a la abrasión localizada.

Al mismo tiempo el barco se hunde más profundamente en el lecho marino. Con el tiempo, el sitio se estabiliza hasta que finalmente se produce algún tipo de interferencia humana, que da como resultado nuevos patrones de abrasión y relleno que serán fácilmente identificables en los posteriores registros estratigráficos.

Comprender qué factores han podido afectar la creación de un sitio arqueológico es una parte importante de la investigación arqueológica a llevar a cabo, así como del proceso de obtención de evidencias que nos permitan entender aspectos complejos de las sociedades pasadas.

Ven a conocer más cosas sobre el fascinante mundo de la arqueología subacuática y la manera en que los arqueólogos investigan la historia de nuestros mares en la visita “ARQUEOLOGÍA SUBACUÁTICA EN EL ARQUA” con José Lajara.

Crédito de la imagen: Graham Scott

Escribe un comentario

  • (no será publicado)

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>